¿Cuál es el mejor color para fachadas y exteriores?

El color de la fachada y exteriores de la casa son unos de los más complejos de elegir ¿Porque? Bueno debe cumplir con varias cosas. Primero, encajar en el estilo de la casa, adaptarse al entorno sin dejar de lado los gustos de los propietarios, pero también debe o debería complacer a todos los que viven en ella, asimismo también influye el tipo de vivienda.

Por ejemplo, fíjate si es una casa para vacacionar o para la estancia permanente, si su estilo es campestre, clásico o moderno y si está ubicada en una zona residencial o más rural.

Desde Pintores Madrid 10 queremos ayudarte a elegir la opción perfecta en colores, para que la fachada y exterior de tu vivienda refleje lo mejor de su interior.

Antes de empezar, estos artículos pueden interesarte:

Tonos insaturados

colores exteriores

Esta gama de tonos es ideal si quieres lograr que el exterior de la casa tenga un color agradable a la vista sin que se vea demasiado extravagante, por lo general vienen muy bien a cualquier estilo de vivienda y combinan con casi todo tipo de entorno.

Verde seco, azul grisáceo, rosa viejo, cemento, camel… estas tonalidades suelen ser un poco opacas o apagadas, sin mucho brillo y si se emplean en viviendas con alrededores de colores neutros o naturales el resultado será bastante llamativo. Además combinan muy bien si la fachada tiene ladrillo u piedras naturales incorporadas.

Tonos neutros

Se les llama colores neutros son todos aquellos dentro de la gran gama de grises, desde el más claro hasta el más oscuro que casi llega a negro. Estos son una excelente alternativa para pintar fachadas y exteriores de viviendas con estilo moderno, aunque se complementan bien con distintos estilo y son una elección muy acertada que combina perfectamente con cualquier entorno y paisaje, desde la playa, la montaña y la ciudad.

Tonos pasteles

Esta gama de colores no suele usarse con frecuencia para los exteriores de las viviendas, pero eso no significa que no luzcan atractivos en estas áreas de la casa. Estos tonos son suaves y delicados, tienen un efecto visual es muy confortable.

Para lograr una fachada original, se pueden combinar los tonos pasteles con colores más intensos de la misma gama que elijas, o si lo prefieres complementar con algunos colores neutros. El acabado final te sorprenderá.

Son ideales para arquitectura clásica, de ambientes abiertos y los tonos varían del rosa suave, la lila, verde manzana, amarillo, azul hasta el beige.

Tonos intensos

Los colores que se encuentran dentro de esta gama son tonos vibrantes, muy llamativos y extravagantes, pintar toda la fachada o exterior de la casa con alguno de estos colores es una de las alternativas más osadas.

Mostaza, verde, rojo, magenta… e tonos intensos son los más vistos, pero no lucen bien en todo tipo de construcciones. Por lo que antes de empezar a comprar la pintura, no está demás consultar a un profesional, hacer varias pruebas y determinar si pintar todo el exterior o si se combina con otros tonos para suavizar la intensidad.

Tonos naturales

A estos colores también se les conoce con el nombre de tierra y comprenden los tonos marrones, cremas, ocres, beige. Son la mejor opción para pintar exteriores y fachadas de casas con estilo campestre y rustico como haciendas, cabañas y chalets.

El resultado final es estupendo, estos tonos se complementan muy bien con la madera y entornos rurales, el aspecto que le da a la vivienda es imponente y elegante.

Se pueden combinar incluso dos colores de la misma gama para darle un toque vistoso a la fachada de la vivienda, por ejemplo, combinar tonos marrones con el beige o cremas y porque no, añadir algún tono más intenso.

En definitiva existen infinidad de colores y estilos para combinar y crear exteriores únicos que resaltarán entre los demás. Sólo es cuestión de que definas cual es la gama de tonos que más te gusta y le des a la casa tu toque personal.

Antes de irte, contamos con Pintores Móstoles y Pintores Fuenlabrada, por si te interesa.