Las paredes de nuestra casa son una de las partes más visibles, siempre deseamos tener la pared en perfectas condiciones y bien pintada para que cuando llegue el momento de las visitas, se queden con la sensación de que somos unas personas estilosas y con buen gusto.

pintar pared con humedad

Pero a menudo ocurren contratiempos, por distintas razones, ya sean por la aparición de goteras, roturas en las tuberías de la vivienda, el vecino de arriba se ha dejado los grifos abiertos; el agua puede traspasar la escayola y otros materiales y surgir en tu pared, dejando una gran mancha de humedad que corroe la pintura y crea un efecto sucio y desagradable.

Por el bien de tu casa, es de suma importancia garantizar que la vivienda esté protegida frente a las molestas humedades en las paredes, si la pared no es tratada rápidamente podría originar desde agrandar el tamaño de las humedades, hasta estropear la estructura del inmueble, traduciéndose estas en reformas mucho más costosas.

Si deseas pintar tu pared con humedad y no te atreves estas en el sitio correcto, en Pintores Madrid 10 vamos a enseñarte como pintar una pared con humedad.

Lista de materiales necesarios

Para pintar una pared con humedad solo requerirás de los siguientes materiales:

  1. Guantes, mascarilla y gafas protectoras (sobretodo si eres sensible)
  2. Trapos y telas plásticas, para proteger el suelo de la área de trabajo
  3. Pinceles y rodillos homologados
  4. Un paño o esponja
  5. Una cubeta
  6. Un ventilador, soplador de aire o secadora de cabellos (opcional)
  7. Un litro de lejía, cloro o lavandina (o más, según el tamaño de la mancha)
  8. Pintura antihumedad de base blanca (en la cantidad adecuada para la mancha, incluyendo dos a tres aplicaciones)
  9. Tonalizador para adecuar el color del trabajo al de tu muro (verifica que sea adecuado para el tipo de pintura que uses)
  10. Impermeabilizador (interiores o exteriores, adecuado al tipo de pintura)

Pasos para pintar una pared con humedad

1. Secado:

Antes de empezar a pintar la pared con humedad, debemos cerciorarnos de no pintar sobre mojado ya que esto puede complicarnos el trabajo de pintura. Si la mancha de humedad aún la notas mojada, utilizando un secador y una bayeta con agua caliente, puedes acelerar el proceso de secado. Cuando la mancha está completamente seca podrás comenzar a pintar la pared, exceptuado cuando observes algún color raro, eso se traduce en que está infectada de hongos, en este caso lo más apropiado es mezclar agua y lejía y untar bien la zona afectada con nuestra bayeta para eliminar los hongos.

2. Primera pasada de pintura:

Las personas suelen cometer el error de pintar directamente con el color que tenían, esto es un fallo ya que al haber existido manchas de humedad podrían quedar grandes marcas en la pared. En primera instancia lo más recomendable es aplicar una pasada de blanco por toda la pared, para conseguir dejarlo todo de un tono homogéneo y claro quedando como base para una pintura genial. Te recomendamos proteger todos los muebles y los objetos de tu casa cuando vayas a realizar una tarea de pintura.

3. Segunda mano de pintura:

Después de pintar una base con pintura blanca, el siguiente paso es pintar ya con el color elegido, como ya sabes, debes esperar a que la primera pasada este completamente seca para evitar que se mezclen los tonos y seguidamente ya puedes comenzar a pintar de una forma suave hasta que nuestro hogar quede perfectamente.

4. Impermeabilizar:

El producto impermeabilizador es totalmente necesario, la razón es que precisas asilar tu pared de las humedades por si en un futuro volviera de nuevo a salir, este material crea una capa protectora que evita que el agua penetre nuevamente en la pared y origine esas tremendas manchas ya que el agua en vez de penetrar en la pared, se mantendrá afuera. Aplica una pasada de producto impermeabilizador y espera a que acabe de secar.

Artículos relacionados:

Consejos para pintar una pared con humedad

  • Elimina el foco de infección: Esto significa que debes eliminar la causa de las humedades para evitar que vuelvan a salir. Vigila las tuberías de tu casa así como las ventanas y las paredes exteriores, quizás sea necesario impermeabilizarlas por fuera para que la humedad no penetre, quizás el tejado de tu casa tenga las tejas rotas y este colándose agua cuando llueve, quizás tengas grietas que tengas que tapar o quizás tengas una avería en las cañerías que haga que esté perdiendo agua y pase a tu pared. Sea lo que sea intenta detectarlo y soluciónalo si quieres evitar todas las humedades y goteras para siempre.
  • Casos extremos: En casas antiguas donde no vive nadie, por ejemplo la casa del pueblo, es común que sin darnos cuenta se acumulen humedades que al no detectarlas a tiempo se vuelvan muy graves, al estar tanto tiempo mojadas las paredes aparecerán hongos y otros microorganismos que dejaran su pared en un estado muy lamentable. En estos casos para pintar su pared con humedades es mejor llaman a un pintor profesional, que aunque le cobre algo de dinero, será capaz de eliminar todas las infecciones y dejar su casa como nueva en un tiempo récord.